lunes, 18 de febrero de 2013

El cuaderno de Noah

Como "Cuando te encuentre" me impresionó y tenía en casa una copia pirateada perfectamente legal (¿por quién me toman? Todos sabemos que los informáticos nunca pirateamos nada) de la adaptación cinematográfica de "El cuaderno de Noah" (otra obra de Nicholas Spark), decidí darle una oportunidad y mirarla (en realidad, era lo único que tenía a mano, pues me he trasladado de apartamento y lo tengo todo en cajas).

En seguida, me di cuenta que el protagonista, Noah, era un pobre hombre, un perdedor, un loser. ¡ Ni siquiera sabe tocar el violín ni conoce una sola palabra de japonés ! No tiene la fuerza y los músculos de Schwarzeneger en su buena época, no posee las dotes deductivas de Sherlock Holmes ni una carrera de antropólogo, ni sabe tocar el piano de forma que todo el mundo quede impresionado. Vaya subhumano. Realmente, no sé lo que Alice ve en él.

Comparando con "El cuaderno de Noah", se hacen más evidentes las carencias de "Cuando te encuentre", que son las siguientes:

1. Personajes creíbles. En "El cuaderno de Noah" no hay personajes completamente buenos (Logan) ni completamente malos (Clayton) como en el mundo maniqueo de "Cuando te encuentre". Cada personaje tiene parte de bondad y parte de maldad, como en la vida real. No hay superhumanos que todo lo hagan bien ni villanos que sólo piensen todo el día en como fastidiar a los demás personajes.

2. Una historia conmovedora. Realmente, la historia de Noah y Alice cuando son viejos y Alice tiene Alzheimer es una de las más bonitas historias de amor que he leído. A estas alturas de la vida, ya resulta difícil conmoverme pero reconozco que esa historia me conmovio profundamente. La historia de Logan con Beth es muy fría y prácticamente se da en piloto automático (los dos comparten algunas conversaciones y salidas y después ya están acostándose). (Supongo que es esto a lo que aluden varias integrantes del Club cuando afirman que al libro le falta romance).

Finalmente, pero muy importante:

3. ¡Conflicto! Como bien explica Linda Seger en "Cómo convertir un buen guión en un guión excelente":

Es frecuente que un ejecutivo le diga a un guionista: "Dale más fuerza" o "Necesita más empuje" o "Eso no se mueve". Normalmente, lo que el ejecutivo quiere decir es que "¡le falta conflicto!".

El conflicto es la base del drama. Es la materia de la que esta hecho el drama. 

Cuando varias entregantes del Club dijeron que el libro se hacía lento, se referían a esto: a "Cuando le encuentre", le falta conflicto. En "el Cuaderno de Noah", tenemos dos conflictos: el de Alice por querer a Noah (a pesar de ser pobre y a pesar de que su adinerada familia se opone) y el de Alice entre Noah y su prometido.

El conflicto en "Cuando le encuentre" es prácticamente inexistente. La historia de amor entre Beth y Logan transcurre de forma totalmente previsible y no hay ningún conflicto. El autor intenta crear un poco de conflicto con Clayton, pero no llega a conseguirlo.

Es por todo ello que "El cuaderno de Noah" pone en evidencia que "Cuando le encuentre" es una historia fallida. No sé qué voy a hacer cuando acabemos este libro, estoy disfrutando tanto haciéndolo leña que me va a faltar algo en mi vida.

3 comentarios :

  1. Totalmente de acuerdo contigo Vicent. No hay comparación entre una novela y otra. Debimos haber leído "El cuaderno de Noah" si queríamos romance. Yo la propuse pensando que tendría una buena dosis de romanticismo también, pero ya vimos que no.
    Lo bueno de todo esto es que has encontrado un sentido en tu vida y eso me llena de mucha satisfacción.
    ;)
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Por mi parte, desde que vi la película "Diario de una Pasión”, siempre he pensado que esa es una historia que habla de “el amor después del amor", es decir, el amor cuando éste ya no es un incendio ni un remolino de sentimientos, sino un cálido y apacible lugar donde se está muy a gusto… El amor de Noah y Alice es un amor tan bien trabajado que se volvió sin reservas, maduro y tan auténtico que a veces "incluso duele". Esa película me conmovió profundamente y me hizo pensar en lo hermoso de esas relaciones por las que vale la pena esforzarse.

    Un día, leí algo que me gustó mucho, y decía que “las relaciones de pareja son como un “rickshaw,”, ese medio de transporte muy común en India y que es halado por una persona. Decía el escritor que tal vez el secreto de las parejas, para llegar muy lejos, consiste en turnar el esfuerzo, así, cuando uno se cansa el otro hala, pero siguen caminando (…)”

    Todas y todos conocemos (tal vez) parejas de esas que a la hora de los aniversarios suman “toda una vida juntos”, y a mí se me antoja pensar en que tal vez son seres que descubrieron que el amor algún día pasa a ser algo más allá de “sentir” y se convierte en una decisión responsable que invita a caminar junto a otra persona todas las etapas posibles, porque hemos decidido aceptarle tal cual es y así como es, le amamos. (Claro que en ese “tal cual es” no está implícito poner en juego nuestra integridad y nuestra moral, pero eso, es otro tema…)

    La escena, cuando Noah le dice a ella: "No va a ser nada fácil, va a ser muy duro, tendremos que trabajar en eso todos los malditos días y me gustaría hacerlo porque te quiero" es para mí la base de las relaciones de pareja, la base sobre la cual sabemos que no siempre será fácil, pero el otro y la otra lo vale.

    Qué hermosa esta película, ojalá la que vamos a ver la otra semana sea tan bonita… o mejor deberíamos ver esta, tan sólo porque sí… jeje.

    Vicent: creo que hay otro conflicto en esa historia (El cuaderno de Noah), y es que “Alice no es una mujer fácil porque tiene mucho carácter y mucho genio”, pero Noah lo tiene claro, sin ninguna duda…” Por cierto, creo que a veces, he disfrutado más de tus post que de algunas partes del libro, gracias por ponerle tanto picante, me gusta mucho la dinámica que se genera, por medio del blog, a la lectura...

    ¡Saludos a todo el Clan!! :-p

    ResponderEliminar
  3. Gracias a las dos por sus comentarios y a Maria Ofelia por disfrutar de mis posts (a veces pienso que no le gustan a nadie). Quisiera comentar lo siguiente:

    Todas y todos conocemos (tal vez) parejas de esas que a la hora de los aniversarios suman “toda una vida juntos”,

    Sí. Pero es una especie en extinción, desgraciadamente. La razón es obvia.

    Antes toda la sociedad estaba montada para favorecer el matrimonio para toda la vida. Todo estaba orientado a esto. Los hombres y las mujeres eran educados para ello desde su más tierna infancia y todos los elementos de la sociedad favorecían ese tipo de familia. Era una sociedad basada en el concepto de deber (y, por lo tanto, de sacrificio por la familia).

    Ahora tenemos el caso contrario. Toda la sociedad está diseñada para hacer del matrimonio una situación difícil, efímera y que puede romperse en cualquier momento. Los hombres y las mujeres se educan desde niños para buscar el bien propio (y el otro que se aguante). Obviamente, así las parejas duran poco. La sociedad está basada en el concepto de felicidad (y, por lo tanto, de la búsqueda del interés propio).

    Cuando ves esas fotos de viejitos celebrando su cincuenta aniversario, lo importante no aparece en la foto. Esos matrimonios han tenido grandísimos problemas y, a veces, no se han aguantado uno al otro. Pero han decidido seguir juntos, a pesar de todo y, con el tiempo, los problemas se han resuelto o suavizado (leí estudios científicos sobre esto).

    Hoy no somos así. Si somos desgraciados en una pareja, lo dejamos y buscamos otro compañero o compañera. No queremos sufrir. Buscamos la felicidad y la pareja es sólo un medio para conseguirla.

    En resumen, una pareja infeliz no sirve y debe ser reemplazada. Esta es la diferencia con nuestros mayores que pensaban que el deber era permanecer con su pareja a toda costa. Por eso, los matrimonios que duraban cincuenta años.

    (Perdonen si no me expreso bien. Tengo un dolor de cabeza del tamaño de Texas. Creo que me va a entrar la gripe.)

    ResponderEliminar

¡Suscríbete a nuestro blog!