jueves, 4 de abril de 2013

Mo Yan, Datos Biográficos

¿Mo Yang? ¿Ya Mon? Si, el nombre de Mo Yan, escritor chino galardonado con el Nobel de Literatura de 2012, entró en nuestras vidas al caer parado en la viñeta del mes de abril del Club de la Buena Estrella, destinada al ganador del reputado galardón.

Según algunos analistas de su obra, Mo Yan te gustará si te gustan Gabriel García Márquez o William Faulkner. "El lector debe tener en cuenta que no está leyendo a un autor europeo, sino a uno asiático con mucha influencia de autores europeos o americanos como estos dos", explica Eugenio Suárez Galbán, profesor de Literatura Comparada de la Universidad de Nueva York en Madrid. Este experto conoció al Nobel hace años, cuando visitó España para promocionar Grandes pechos y amplias caderas (Kailas, 2007). "También me citó como referencia a Hemingway, pero no a Kafka, aunque se le suele llamar el 'Kafka asiático' por el realismo fantástico de La metamorfosis o la represión política de El proceso", añade el profesor.

Así es la literatura de Mo Yan. "Es una literatura rápida de leer. Recuerda a García Márquez porque salta de tema en tema sin abandonar la temática central. No se detiene en largas descripciones. Es literatura palpitante: se lee con fluidez", apunta Suarez Galbán.

¿Qué es eso del realismo alucinógeno? "Es un realismo que a veces llega a una violencia brutal, un realismo que no se puede llamar mágico, pero sí delirante, fantástico", opina.

El mejor libro para empezar a leer a Mo Yan es La balada del ajo. "Es la novela que lo lanzó y es representativa de su época de fase de denuncia", explica Suárez Galbán. Le preguntamos también sobre Grandes pechos y amplias caderas, por ser más conocida en España. "Estuvo entre los 10 más leídos en España y tiene casi 900 páginas. Es también una novela extraordinaria, sobre la opresión de la mujer china. El título parece erótico, y hay una parte que lo es, pero hace referencia al ideal femenino de la madre. Además, me contó que la escribió en poco más de 40 días", cuenta. Las mujeres son parte central de su obra. El propio autor asegura que con su literatura pretende "denunciar la sociedad machista".

"Sus libros le pueden gustar a cualquier adulto interesado en lo que está pasando en China y en el mundo. Son temas que tienen alcance universal porque es la represión que todos hemos sentido en algún momento", cuenta. A su favor, este experto dice también que "pese a que hay lectores a los que les cuesta entrar en la cultura china", por falta de conocimiento y referencias previas, leer a Mo Yan es más fácil porque "mezcla de todo: humor, folclore, tradiciones, alegorías. En algunas de sus novelas hablan los animales."

Hay un par de películas basadas en sus obras. Sorgo Rojo, basada en su libro homónimo que llevó al cine Zhan Yimou en 1987 y que retrata varios turbulentos decenios del XX a través de cinco relatos entrecruzados, y Happy Times, rodada tres años después por el mismo director.

----------------------

VIDEO 

Mo Yan gana el Premio Nobel de Literatura 2012


----------------------

BIOGRAFÍA

Mo Yan (chino: 莫言, pinyin: Mò Yán; nacido en Gaomi, Shandong, 17 de febrero de 1955), seudónimo de Guan Moye (chino tradicional: 管謨業, chino simplificado: 管谟业, pinyin: Guǎn Móyè), que significa "no hables", es un escritor chino, Premio Nobel de Literatura en 2012.

Nació en la provincia de Shandong, en una familia de granjeros. Dejó la escuela durante la Revolución Cultural para trabajar en una fábrica de petróleo. Se alistó en el Ejército Popular de Liberación, las actuales fuerzas armadas de su país, a los veinte años, y empezó a escribir siendo todavía soldado.

Fue un ávido lector de Gabriel García Márquez, por quien se vio influido; también se inspiró en William Faulkner y León Tolstoi. En 1981 publicó su primera novela, Lluvia en una noche de primavera. En 1984 obtuvo un puesto en la Escuela de Arte y Literatura del Ejército, lo que le permitió dedicar más tiempo a escribir. El éxito le llegó con sus novelas El rábano transparente y, sobre todo, El sorgo rojo (1987). En 1996 publicó Grandes pechos amplias caderas, donde casi un siglo de historia de China es visto a través de los ojos de una mujer. Este libro fue prohibido por las autoridades de Pekín.

En Occidente es conocido principalmente por la adaptación cinematográfica de una de sus novelas que, bajo el título de Sorgo rojo, rodó el director Zhang Yimou.

Se le ha comparado en ocasiones con Franz Kafka, y sus obras han sido traducidas a numerosos idiomas, incluido el español. En una entrevista concedida en 2008, declaró que "quizá dentro de cien años un chino pueda ganar el Nobel". No obstante, su consagración mundial definitiva le llegó el 11 de octubre de 2012, al ser galardonado precisamente con el Premio Nobel de Literatura, calificándolo como el mejor escritor vivo del momento, destacando la victoria de la literatura sobre la política. 

Mo Yan ha publicado en mandarín numerosos relatos y novelas, de las que han sido traducidas sólo algunas al español. Varias de las novelas de Mo Yan han sido llevadas al cine.

OBRAS

Las traducciones de las obras de Mo Yan son en su gran mayoría traducciones indirectas a partir de la traducción inglesa, lo que disminuye su calidad.

Sorgo rojo (1987), trad. indirecta: Ana Poljak (a partir de la traducción inglesa de Howard Goldblatt, 1992); El Aleph, Barcelona, 1992; ISBN 978-84-7669-173-1.

Las baladas del ajo (1988), trd.: Carlos Ossés; Kailas, Madrid, 2008; ISBN 978-84-89624-42-9

La república del vino (1992), trd.: Cora Tiedra, Kailas, Madrid, 2010; ISBN 978-84-89624-73-3

Grandes pechos, amplias caderas (1996); trd.: Mariano Peyrou; Kailas, Madrid, 2007; ISBN 978-84-89624-26-9

Shifu, harías cualquier cosa por divertirte (1999), trd.: Cora Tiedra, Kailas, Madrid, 2011; ISBN 978-84-89624-81-8

La vida y la muerte me están desgastando (2006), trd.: Cora Tiedra, Kailas, Madrid, 2010; ISBN 978-84-89624-61-0

Rana (2011), trad. del chino: Yifan Li, Kailas, Madrid, 2011; ISBN 978-84-89624-84-9

Cambios (2010), Seix Barral, Barcelona, 2012; ISBN 978-84-322-1484-4

ADAPTACIONES CINEMATOGRÁFICAS

Sorgo rojo (1987) (dirigida por Zhang Yimou)
Happy Times (2000) (dirigida por Zhang Yimou).
Nuan (2003) (dirigida por Huo Jianqi)

PREMIOS Y RECONOCIMIENTOS

Premio Nobel de Literatura 2012

"Una revisión convincente y mordaz de cincuenta años de propaganda".
Así se refirió a Mo Yan el presidente del Comité Nobel de Literatura, Per Wästberg, durante la alocución con la que le presentó antes de que recogiera del manos de rey Carlos Gustavo de Suecia la medalla y el diploma que acreditan el premio.

De todos los Nobel entregados hoy, el que más expectación había suscitado fue el de Mo Yan, seudónimo que significa "no hables" y cuyo nombre es Guan Moye, quien desde que se conoció la atribución del premio ha recibido críticas, entre otros, de disidentes chinos por considerarle un intelectual del régimen.

En su presentación, Wästberg no ahorró elogios a la literatura de Mo Yan, de 57 años, y su retrato de la sociedad china, del que dijo que "describe un pasado que, con sus exageraciones, parodias y derivaciones de mitos y cuentos populares, es un revisión convincente y mordaz de cincuenta años de propaganda".

El jurado ha destacado que el autor chino "combina los cuentos populares, la historia y la contemporaneidad con un realismo alucinante".


En 2011 ganó el Mao Dong, el premio de novela más importante dentro de la República Popular China, y que se otorga cada cuatro años. Lo compartió con Zhang Wei, Liu Xinglong, Feiyu Bi y Zhenyun Liu, y a cada uno le correspondió casi 80 mil dólares. Fue candidato al Premio Neustadt Internacional de Literatura (1998), al Premio Kiriyama (2005), y en 2010 fue nombrado miembro honorario de la Asociación de Lenguas Modernas. Antes de eso, disfrutó de las luces del éxito en la industria cinematográfica oriental, el director Zhang Yimou adaptó Sorgo rojo (1987, ganadora del Oso de Oro en Berlín) y Shifu: harías cualquier cosa por divertirte (2000, Happy Time). También otro director, Huo Jianqi, dirigió Nuan (2003). 

SUJETOS DE ADMIRACIÓN

Vale decir, desde hace 25 años es un escritor con una posición acomodada, vive en Pekín y supo adecuarse a los giros de timón de la política cultural del oscilante e impredecible Partido Comunista Chino. En declaraciones públicas ha mencionado su admiración por Lu Xun (1881-1936), un escritor fundamental para la historia canónica del realismo socialista de la patria refundada por el poeta rebautizado como Mao Zedong (El Libro Rojo).

La otra admiración del premiado es por Wang Anyi, otra escritora realista, hija de un ex miembro del Politburó, y que también fue criada por la sociedad china bajo las consignas y secuelas de la Revolución Cultural.

----------------------

Mo Yan: "Estoy tremendamente feliz y asustado”

Comparado con Kafka, Faulkner y García Márquez, el escritor chino de 57 años, Guan Moye, conocido por su seudónimo Mo Yan, es el nuevo Premio Nobel de Literatura. Entre sus obras más importantes traducidas al castellano están Sorgo rojo (1987), Grandes pechos, amplias caderas (1996) y La vida y la muerte me están desgastando (2006). Según la biografía oficial en el sitio Nobelprize.org “Mo Yan enlaza en su creación narrativa con sus experiencias de juventud y con los ambientes de la provincia en que creció.”

Mo Yan, que significa “no hables” en chino, ha logrado en su obra, según el comité del Nobel, un “realismo alucinatorio” que “une cuento, historia y lo contemporáneo.”

En una entrevista de agosto de 2008 en elmundo.es Mo Yan dijo sobre su obra maestra, Grandes pechos, amplias caderas: “El título de este libro ha causado una gran polémica. El significado Grandes pechos, amplias caderas en chino es más profundo que una alusión a la fertilidad. He escogido este título para expresar mi respeto y reverencia a las mujeres y, sobre todo, para agradecer a las madres la bondad que dan a sus hijos.”

Cuando supo que había ganado el galardón más codiciado de las letras mundiales Mo Yan dijo que estaba “tremendamente feliz y asustado.”

Citando, nuevamente, de la biografía oficial Mo Yan “creció en Gaomi en la provincia de Shandong en el noreste de China. Sus padres eran campesinos. Durante la revolución cultural dejó la escuela a los doce años y empezó a trabajar en la agricultura, y más tarde en una fábrica. En 1976 se enroló en el Ejército Popular de Liberación y fue durante esa época cuando empezó a estudiar literatura y a escribir sus propios relatos. Su primer cuento se publicó en una revista literaria en 1981. El éxito llegó unos años más tarde con la novela corta Touming de hong luobo (1986, en francés Le radis de cristal 1993).”

Aunque sus libros han sido traducidos Mo Yan es, tal vez, más conocido en occidente por la película Sorgo rojo (1987) del director Zhang Yimou y basada en un relato de Mo Yan.

Mo Yan es el segundo chino de ganar el Nobel de Literatura. En el 2000 ganó el novelista Gao Xingjian, un exiliado de su país que había renunciado a la ciudadanía. En ese momento Xingjian fue fuertemente criticado en China por ese exilio, aunque Mo Yan lo defendió públicamente.

Explicando su seudónimo en una conferencia en Berkley, California en 2011 Mo Yan dijo que durante su infancia “las vidas no eran normales entonces mis padres me decían que no hablara. Si hablabas afuera y decías lo que pensabas te metías en problemas. Entonces les hice caso y no hablé.”

Tras ser criticado en su país por asistir la Feria del Libro en Frankfurt Mo Yan dijo en esa feria: “Un escritor debería expresar criticas e indignación con el lado oscuro de la sociedad y con la fealdad de la naturaleza humana, pero no deberíamos usar una expresión uniforme. Algunos querrán gritar en la calle, pero deberíamos ser tolerantes de los que se esconden en sus cuartos y usan la literatura para expresar sus opiniones.”

Según la nota de hoy en The New York Times, sin embargo “El Señor Mo Yan no ha sido tímido en mezclar la critica social con su ficción, pero al mismo tiempo ha navegado cuidadosamente la línea invisible que su gobierno considera inaceptable. Además ha parecido abrazar el establishment y actúa como el vicedirector de la  oficial Asociación de Escritores Chinos.”

En 2005 el escritor John Updike, reseñando en The New Yorker dos novelas de Mo Yan, dijo que sus metáforas eran “abundantes e hiperactivas” y que esa “abundancia de energía indicaba, si no grandeza, por lo menos una gran ambición.”

En una entrevista en El País en Mayo de 2008 Mo Yan concluyó sobre el estado de la literatura contemporánea China: “Aún hay cosas que no se pueden plasmar de forma directa, pero la situación es mucho mejor que en el pasado. Un buen escritor sabe encontrar la mejor manera para contar lo que quiere decir”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Suscríbete a nuestro blog!