domingo, 23 de junio de 2013

El viaje de Yonah


El Último Judío es un libro que nos muestra el viaje  de Yonah, que empezó como una huida de la mano implacable de La Inquisición, pero a medida iba transcurriendo el tiempo, fuimos viendo como el recorrer nuevas regiones y conocer nuevas formas de vivir se fueron haciendo parte de la vida de Yonah, hasta llegar al punto en que quiso establecerse y asentarse en un lugar.

Este post es un recorrido pictórico de los lugares que Gordon nos menciona como parte del recorrido que Yonah hace durante el libro.

Donde empieza todo? En Toledo. Yonah Toledano era originario de Toledo, una región conocida por haber sido el centro de desarrollo judío en España. Esta imágen es de la Capilla de Nuestra Señora de la Asunción, en Toledo, que pudo ser parte del Priorato de La Asunción, donde estaba el padre Sebastian Alvarez.

Además, tenemos acá una foto de la sinagoga Samuel Ha-Levi, que es mencionada el libro como la sinagoga en la que se congregaban los judíos de la época en que estaba ambientado el libro.


¿Quién no recuerda el río donde Yonah pescaba con Eleazar? Por los alrededores de ese mismo río se encontró con Bonestruca, sin imaginar que era el asesino de su hermano.  Este es el Río Tajo, que bordea la ciudad de Toledo.

Y Tembleque?  Donde vivía el Conde Vasca, personaje tan importante en la vida de Yonah.  Acá hay una imagen de una edificación típica de esta época en Tembleque.

Nuestro querido Yonah, emprendió su viaje empezando por Castilla y la Mancha, acá les dejo una imágen de la campiña castillana, territorio que Yonah recorrió en su camino a Ciudad Real, el primer lugar en el que se asienta después de su salida de Toledo.


En Ciudad Real, Yonah trabaja en una prisión llena de judíos conversos que han sido condenados a ser quemados en la hoguera, acá les presento una imagen de este pueblo.


Al salir de de Ciudad Real, el libro nos cuenta que nuestro héroe recorre las orillas del río Guadiana en su camino hacia el sur, de todas las imágenes que encontré de esta región esta es la que más se asemejaba a lo que imaginé era el recorrido de Yohan


 Luego Yohan llega a un lugar en Andalucía que se consideraba fronterizo con Portugal y en mi búsqueda por un lugar que pudiera ser al que llegó Yonah, encontré el pueblo de Huelva, que aunque el libro no lo menciona directamente, es considerado un pueblo andaluz fronterizo con Portugal.  Este es el pueblo donde Yonah tuvo por primera vez intimidad con una mujer, como nunca menciona a Yonah visitando el pueblo sino más bien trabajando en una hacienda, escogí una imagen de la zona rural de Huelva.


Luego, nuestro aventurero Yonah, decide emprender su camino de nuevo al norte, atravesándose la Sierra Morena, hacia Salamanca.  Aca tenemos una imagen de un paisaje que muestra la Sierra Morena.


En Salamanca, Yonah trabajó construyendo una catedral, es en esa catedral en la que planea atacar a muerte a Bonestruca, pero finalmente no logra llevar a cabo su plan.  Abajo, una imagen de esta catedral en la que Yonah estuvo trabajando de obrero durante un tiempo.


Después de acá, Yonah decide volver al sur y llega a Coria, lugar donde en una taberna escucha a algunos hombres hablar contra los judíos, diciendo que lo mejor es que se vayan a Portugal.  Abajo una foto de una casa en Coria, que bien podría ser la taberna donde Yonah para a tomar un poco de vino.


Acá hay un punto, donde Noah Gordon me quedó debiendo, pues menciona que al salir de Coria encuentra un pastor moribundo con ovejas que le dice que las ovejas pertenecen a un hacendado de Valladolid, que las ovejas deben regresar a Plasencia.  De Coria a Plasencia hay 347 kilómetros, Yonah coloca el anciano sobre un asno, comienza a recorrer el camino y luego de un tiempo el anciano muere.  Luego dice, Plasencia no estaba lejos. A mi no me pareció verosímil recorrer 347 kilómetros tan pronto.  Abajo,  hay una imagen de la campiña de Plasencia, donde me imaginé podía estar la hacienda de Don Emilio.


Cuando el instinto de supervivencia le dice a nuestro sefardita que debe marcharse, se dirige a Granada, y está será quizá la primera impresión de Granada que tuvo Yonah.



Por supuesto, no podía faltar el Sacromonte donde vivía Mingo y los romanís.


Mingo le muestra a Yonah La Alhambra, abajo una foto deLa Alhambra tomada desde Sacromonte, podemos imaginar lo que vio Yonah en ese momento


Cuando Mingo viaja a Granada con Yonah, le muestra la Puerta de Justicia y entran a La Alhambra, abajo están las fotos de lo que vio Yonah en ese viaje (si recuerdan Yonah dijo que la Alhambra parecía panal)

Cuando Yonah se va de Granada con un par de romanís, Yonah se embarca por el río Guadalquirir




Yonah llega a Cadíz después de haber pasado un tiempo en embarcaciones, acá les dejo un dibujo inspirado en Cádiz del siglo XVI


Yonah se traslada hasta Gibraltar, donde emprende muchas aventuras, acá les dejo unas imágenes de Gibraltar que me trasladaron a varios momentos del libro





Y bueno, ya casi al final de este emocionante viaje, Yonah se traslada forzosamente a Zaragoza, pueblo donde finalmente se asienta.  Abajo una foto de una casa rural típica de Zaragoza y una panorámica de la ciudad



Y por respeto a los que no han terminado el libro, dejo las últimas imágenes sin mayor explicación: Los Pirineos Aragoneses.



6 comentarios :

  1. Bonito su informe... muy ilustrativas las imágenes del ambiente de la época... conocí Toledo hace unos añitos, realmente podía imaginar a Yona en esa linda ciudad de callecitas estrechas y empinadas, en la que los balcones entre casas que están al frente casi que se tocan!!

    ResponderEliminar
  2. Lindas fotografías Karla. Gracias por el recorrido. Las que más me impactaron fueron las de Sacromonte, donde vivían los Romanís.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Karla, por darnos una visualización del viaje de Yonah, están muy lindas todas las fotografías, a mi lo que más me gusta es La Alhambra

    ResponderEliminar
  4. Bueno, pues ya ven lo hermosa que es España (y eso no es ni el 0.5%). En su autografía "Living history", Hillary Clinton dice que Bill le contó que los dos lugares más hermosos que había visto era el Gran Cañón del Colorado al atardecer y la Alhambra de Granada. Yo puedo dar fe de que decía la verdad.

    Muchas gracias Karla por estas fotografías.

    ResponderEliminar
  5. Qué bueno que les gustaron, a mi la que más me emocionó fue la del monito, me acorde de los monos que describen en el libro!

    ResponderEliminar
  6. Hay una leyenda sobre los monos de Gibraltar. Cuando desaparezcan, Gibraltar volverá a ser español. Eso es porque los españoles no queremos a los "feyos", jeje. España, pura calidad.

    ResponderEliminar

¡Suscríbete a nuestro blog!