miércoles, 31 de julio de 2013

El mito de Sísifo, películas

Hemos llegado al final de la lectura de El mito de Sísifo, libro asignado para el mes de julio en la viñeta de Corriente literaria/Existencialismo en el Club de La Buena Estrella; y como es tradición, siempre vemos la versión cinematográfica, o en su defecto, alguna película relacionada con el tema central del libro.

Desde principios de mes iniciamos la búsqueda de opciones para ver y, a excepción de la animación húngara Sisyphus de Marcell Jankovics de 1974, no nos fue posible encontrar ninguno de los demás cortometrajes de El mito de Sísifo registrados en IMDB, los cuales cito a continuación por si alguien se interesa en continuar su búsqueda:

  • I, Sisyphus (2007), UK, dirigida por Adam Alive
  • La Conscience de Sisyphe (2009), Francia, dirigida por Sarah Beaulieu
  • Sisyphus (2010), USA, dirigida Joel Joel Pincosy
  • The Hubris of Sisyphus (2010), Canadá, Julio Ponce Palmieri
  • Sisyphus (2012), Israel, dirigida por Liron Levo
  • American Sisyphus (2012), USA, dirigida por Frieda Luk

Además pudimos dar con una adaptación cinematográfica de El extranjero de Albert Camus: Lo straniero (1967, Italia), dirigida por Luchino Visconti y estelarizada por Marcello Mastroianni en el papel de Arthur Meursault. Si bien es cierto que esa no fue la obra de Camus que leímos, vale la pena mencionar que corresponde a la misma etapa literaria del autor. La filosofía del absurdo y varios de los elementos de análisis de su ensayo filosófico están presentes en dicha novela.

En algún momento también consideramos la proyección de La mujer de las dunas, Suna no onna (1964, Japón), dirigida por Hiroshi Teshigahara y basada en la novela del escritor Kōbō Abe. Suna no onna se centra en la historia de un entomólogo, Jumpei, quien en su búsqueda de un nuevo espécimen de insecto, queda varado en una aldea perdida en las dunas. Mediante un engaño, Jumpei es retenido contra su voluntad en la casa de una bella viuda, donde es forzado a trabajar a su lado para palear fuera la arena que constantemente se filtra por el techo y las paredes.

Esta  obra  maestra  del  cine  japonés, protagonizada por los actores Eiji Okada y Kyôko Kishida, representa una alegoría filosófica sobre la condición humana y las dudas que atormentan al hombre en su lucha con la realidad cotidiana. Sus imágenes  surrealistas y su concepción sobre lo absurdo de  la existencia humana han  llevado  a  que  muchos críticos  vean  en  esta  película  una clara influencia de la obra de Albert Camus, Franz Kafka, Jean‐Paul Sartre y Samuel Beckett, así como la de los cineastas Michelangelo Antonioni  e  Ingmar Bergman,  tanto en su estética como en su contenido existencial.

De la misma manera que el  personaje mítico de Sísifo, la mujer está obligada a realizar a diario la agotadora tarea de sacar la arena que se desliza constantemente a su vivienda, llenándola  en  cubos que los miembros de  la  comunidad  le  bajan  desde  el exterior. Ella ahora espera que su compañero también termine conformándose a ese mismo destino.

También surgió la iniciativa entre algunos amigos en el club para ver El club de la pelea (1999), dirigida por  David Fincher. Pero aun cuando la película basada en el libro de Chuck Palahniuk es excelente, nos parece que el nihilismo de Tyler Durden es harina de otro costal. Por supuesto que esperamos con entusiasmo el momento en que leamos, sino a Palahniuk, entonces algún otro libro que pueda aparejarse mejor con El club de la pelea.

Sin embargo, en estos días en que la mayoría de integrantes del club nos vimos atiborrados de trabajo, con múltiples compromisos y hasta alguna gripe; el corto pero complejo libro de Camus terminó por hacer de Julio un mes con poco tiempo, muchas cosas y bastantes complicaciones. 

Nos pareció entonces que una película más ligera era una mejor idea para coronar la lectura de El mito de Sísifo. Fue así como Groundhog day, El día de la marmota (1993), terminó siendo nuestra elección.

Ojo, no nos confundamos ni cometamos el error de prejuiciar Groundhog day como una comedia romántica sin más. 

Phil, el hombre del tiempo de una cadena de televisión, es enviado por cuarto año consecutivo al poblado de Punxsutawney para dar cobertura al festival del Día de la Marmota. En el viaje de regreso, Phil y su equipo se ven sorprendidos por una tormenta que les obliga a regresar a la pequeña ciudad. A la mañana siguiente, al despertarse, Phil comprueba atónito que el Día de la Marmota se está repitiendo. El gruñón y antipático periodista se ve condenado a revivir, una y otra vez, ese mismo día. Todo se repite, excepto su percepción de que, lo que le sucede en cada momento, ya lo ha vivido. 

Con esta simple premisa arranca un divertido guión en el que, además de crearse ingeniosas situaciones, se asistirá al cambio de valores del protagonista, no sin antes pasar por interesantes alusiones a los conceptos del absurdo, la rutina, el hastío, el despropósito, el sentido de la existencia, las figuras del actor, el don Juan, el conquistador, Dios, el suicida y el hombre absurdo; todos esos temas abordados por Albert Camus en El mito de Sísifo.

La cita es este jueves 1 de Agosto. Hora y lugar a convenir por los integrantes de El Club de La Buena Estrella. 

2 comentarios :

  1. ¡Muchas gracias Nelson, Jennifer, Karla, Miguel Ángel, Alejandra y María Ofelia, por su asistencia y por sus aportes! Para Loida y para mi fue muy grato recibirlos, la pasamos muy bien con todos ustedes.

    Por supuesto que también extrañamos al resto de integrantes del club, pero entendemos que han sido días complicados. A lo mejor Agosto nos da un respiro del vértigo de actividades que la mayoría ha tenido en Julio. Ojalá que todos podamos leer y comentar "La contadora de películas" y "Lo que vio el perro y otras aventuras", y al final disfrutar de ver juntos alguna movie relacionada.

    Saludos a todos, un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Ayer que hablaste del post, cai en la cuenta que no me habia dado cuenta que lo habias publicado, pues por diversas situaciones en mi trabajo y eso de la organización de la boda, como que uso la computadora para puros fines laborales u organizativos y he dejado de estar pendiente de mis pasatiempos y las cosas que me enriquecen. Me encantó este post y como siempre es una delicia compartir una película en el club. Me gustó la peli porque sentí que retrataba el absurdo de repetir una misma rutina todos los días, lo desesperante que puede llegar a ser y las diferentes respuestas que puedes tener a esa situación: vivir una misma rutina asfixiante. Yo soy siempre de la idea de buscar el sentido a la rutina en ocupar tu tiempo en servir a los demás y hacer cosas que incidan en la vida de alguien más, por eso me gustó el final.

    Gracias por tomarte el tiempo de buscar la película más apropiada y compartirnos el proceso que tuviste que pasar para llegar a esta.

    ResponderEliminar

¡Suscríbete a nuestro blog!