lunes, 31 de marzo de 2014

Opinión personal sobre Anna Karénina


Definitivamente Tólstoi es un grande, he disfrutado mucho la lectura y quedo realmente sorprendida cuando puedo leer cosas, que a mi me resultarían aburridas como los proyectos de gobierno de Karenin sin que eso me cause problema. 

Ya en algún comentario se había dicho que el nombre del libro no le hace justicia, Anna no es la única protagonista, ni siquiera es la más interesante, sino que su historia de "amor" es solo una más de las que componen este maravilloso libro.

Desde mi punto de vista Tólstoi nos pinta una Sociedad Rusa hipócrita pero sobre todo egoísta, es sorprendente como cada uno de los personajes cree ser el centro del universo, pensando única y exclusivamente en lo que les afecta a ellos y manejando códigos de honor absurdos que solo son un justificante para sus acciones reprobables y algunas veces ridículas.

Exceptuando un personaje (o quizás dos) todos son narcisistas a los que solo les importa su vida y sus intereses, muy cultos, sí, pero arrogantes y superfluos, desde los carismáticos Levin y Kitty hasta los no tan agradables y a veces repulsivos Anna y Vronsky. Recordando un poco el libro de enero que no me quedo tiempo de comentar, me permitiré describir a Levin, Kitty, Anna, Vronsky, Dolly y Oblonsky según Stephanie. 

Levin y Kitty (los que unidos mejoran): Me imagino que no solo a mi me ha pasado, pero en muchos momentos, éstos parecen los verdaderos protagonistas, la de ellos, es una verdadera historia de amor en todas sus dimensiones, ese entendimiento del uno hacia el otro (lo de las iniciales, es lo mas conmovedor que he leído en el libro hasta ahora), esa certeza de unidad al grado de no saber donde acaba uno e inicia el otro, esa manera de complementarse que vas más allá de la belleza de ella o el dinero de él, hacen que su historia sobresalga por mucho; para mí, como pareja ellos sobresalen de una manera que separados no lograrían, ya que por su lado Levin, es inestable, prejuicioso, depresivo y uno de los personajes más (o quizás el más) egoístas, él vive pensando en él y únicamente en él, Kitty es buena y un dechado de virtudes en la medida que él la quiere a su lado, es un buen patrón en la medida en que su hacienda producirá más, hasta es capaz de apoderarse de la desgracia de su hermano como si la enfermedad de éste, no es más que un mensaje de los dioses para recordarle a él su propia mortalidad, no se puede negar que en esencia es bueno pero demasiado narcisista. Kitty a su vez sale un poco más airosa de la situación, es decidida y muy inteligente, pero enormemente orgullosa y caprichosa, nada que por su edad y educación no sea perdonable, pero,  igual que la mayoría es egoísta. 

Anna y Vronsky (los que unidos empeoran): Así como juntos Levin y Kitty son una pareja excepcional, Anna y Vronsky unidos dejan en evidencia los defectos que por separado no se les notaba tanto, son tal para cual, ambos son egoístas, mentirosos y tienen una característica que particularmente a mi me desagrada mucho, y es la de no asumir responsabilidades y esperar que otros les arreglen la vida.

Esos pensamientos e ideas, inestables y cambiantes que en Levin me molestan, pero se los disculpo y que unido a Kitty no se los noto, en Anna y Vronsky simplemente no los soporto.
Curiosamente separados eran personajes imponentes, carismáticos, llamativos, él, un militar galán, guapo y valiente por el que suspiran todas, al quién incluso yo nunca culpe del dolor de Kitty y mucho menos del de Levin, para mí,todo fue una mala interpretación de la madre de Kitty, movida por ese afán de casar a su hija, la cual, al ser soltera constituía la última asignatura pendiente para graduarse de buena madre ante la sociedad, ya que al parecer una vez casadas, no eran problema de ella como quedó en claro al ignorar totalmente el sufrimiento de Dolly, pareciera que el único lo suficientemente sabio para notar al verdadero Vronsky era el príncipe Scherbatski.
Anna era la mujer de mundo, la bella, la refinada, la madre abnegada que estaba preocupada porque nunca había dejado a su hijo solo (amor maternal que le duró, lo que tardó en viajar de San Petersburgo a Moscú y ver a Vronsky), la buena samaritana que llegaba a arreglar el problema familiar de su hermano.

Una vez unidos por la pasión (porque no creo que sea amor), sus peores defectos empezaron a salir a la vista, egoístas (incluso entre ellos), mentirosos, irrespetuosos y completamente descarados y no por la infidelidad en sí, sino por sus actitudes, la infidelidad podría haber sido una historia de amor tan rica y apasionante que el lector buscaría recursos para justificarla, pero como no es amor, no hace más que hacerlos repulsivos por lo menos para mi y por hechos muy concretos como los siguientes:

Vronsky el mantenido, pasó de ser un prometedor militar a uno mediocre, sin futuro, al cual no le alcanzaba el dinero por el pequeño detalle que su madre dejó de darle su mesada en castigo por su escandalosa vida, atrevimiento que al muy "digno" conde enojó mucho. Yo opino que, cuando uno no quiere que se metan en su vida es porque la puede costear y responder por ella, se podría decir que era la costumbre de la época, quizás, pero Levin tenía la misma edad y era perfectamente capaz, de responder por su vida y defender sus proyectos

Anna la descarada, de ella no me molesta tanto lo infiel, lo mentirosa, el descaro que tiene para culpar a Karenin de su desgracia, como lo mala madre que es, según ella lo que más ama son sus hijos, pero los sentimientos hacia ellos se rigen en la medida de su conveniencia o su humor, cuando su matrimonio esta "bien" ama tanto a su hijo que le duele dejarlo solo, cuando quería a Vrosnky ya no le importaba tanto, cuando pensó que había perdido a su amante, la hija de éste no le importaba, parecía incluso que Karenin la quería más, ella no se preocupaba ni por darle pecho, y la excusa era que su esposo se lo había prohibido porque estaba débil y claro en esto sí lo obedece, pero cuando le pidió literalmente que no metiera a su amante en casa, ignoró la instrucción con el mayor descaro, luego cuando huye con Vronsky entonces sí, la niña es la luz de sus ojos y de su otro hijo ya no se acuerda, de repente extraña a su hijo y ya la niña no es de su interés, ¿qué clase de madre no sabe cuantos dientes tiene su hija?; en fin esa actitud camaleónica hacia sus hijos hace que para mí la Karénina no tenga salvación, ¿si no se es congruente con el amor de madre con qué se puede ser?

Karenin, Anna y Vronsky los inútiles, me molestó mucho la falta de decisión de los tres, esperando que de una manera mágica se resolviera todo, el primero esperando que la locura de su esposa pasara, y los otros dos esperando que Karenin le pusiera final, como si él fuera el responsable de todo, mostrando de nuevo poca personalidad que tienen, tuvo que ser Oblonsky el que llegara a solucionar lo que los protagonistas del triangulo no se atrevían o realmente no querían hacer.

Dolly y Oblonsky (los que no se debieron unir): éstos son el agua y el aceite, Levin y Kitty se complementan para bien, Anna y Vronsky se complementan para mal, pero se complementan, éstos en cambio no tienen nada que ver el uno con el otro; Oblonsky es exactamente igual que Anna o incluso peor, mentiroso, descarado, con la idea que todo se arreglará de una manera mágica, no se hace cargo de sus responsabilidades, no piensa mucho en sus hijos, pero eso sí, extremadamente encantador, logrando solo con su presencia animar toda una fiesta, y además tiene la suerte de ser hombre y por lo tanto se le permite hacer cosas por las que a Anna se le condena (eso sigue casi igual en nuestros días), Dolly en cambio es el único personaje que no es egoísta, ella piensa en su familia, ella piensa en sus hijos, le preocupa el dolor de su hermana Kitty (a pesar que pareciera que el dolor de ella no le importa mucho a su familia paterna), le preocupa Levin, y le preocupa el problema de su amiga Anna, es la única que no se permite pensar solo en ella a cada momento, creo que solo puedo expresar "Menuda Dolly". 
Tan distintos son estos personajes, que no pude encontrar una sola imagen de la última adaptación al cine del libro, donde aparecieran juntos, ¿Por algo sera, no?

Lastimosamente no he terminado el libro, razón por la cual, es probable que algunos personajes aún no estén del todo desarrollados y mi percepción quede corta.

También quisiera agregar que hasta éste momento, no he visto ninguna adaptación cinematográfica, pero mientras buscaba las imágenes extraídas de la última película del 2012, me encontré con críticas bastantes duras, en cuanto a que dicha adaptación no le hacía justicia al libro y me llamó la atención, una en especial que decía que Keira Knightley (Anna) tenía una muy mala participación, ya que la historia no parecía de amor, sino un mero capricho de nobles y que Anna parecía una histérica egoísta, si es así, creo que la adaptación debe ser muy buena por que es como yo veo esa historia dentro del libro, pero no es común que el personaje que le da el nombre a una historia, no sea noble, bueno puro y una heroína capaz de sacrificarse por los demás, puede que por eso no haya gustado.

Repito que esta solo es una irresponsable opinión basada en una crítica de Internet, me gustaría saber la opinión de los que si han visto cualquiera de las películas de Anna Karenina. 




2 comentarios :

  1. Hola Stephanie! Gracias por tus comentarios sobre Anna Karénina. Que bueno que aunque los personajes te hayan quedado debiendo, el balance general de la obra haya sido positivo.
    Coincido en que Tólstoi es grande!!! Una verdadera obra de arte!
    Sobre las adaptaciones, te comento que el jueves pasado vimos una de 1935 protagonizada por Greta Garbo. Nos dejó un mal sabor la actuación de todos los personajes. Más allá de que la música, la fotografía y varios etcéteras no se pueden comparar con lo que vemos ahora por cosas lógicas de entender, fueron las actuaciones lo que en lo personal no me agradó. Otra cosa es que yo esperaba más de Greta Garbo, pero ella no logró recoger la esencia del personaje de Anna.
    Así que el domingo vi la versión con Vivien Leigh de 1948 y definitivamente supera con creces a la Garbo. Ella sí logra transmitir el carácter altivo y atribulado de Anna y su actuación es formidable.
    Sin embargo, hay una versión de 1997 que me interesa mucho ver. Es del director Bernard Rose y como protagonistas participaron Sophie Marceau y Sean Bean. También aparece el actor Alfred Molina interpretando a Levin, pero aún no la tienen en el renta vídeo, así que veremos si la podemos bajar o ver en línea. También quiero ver la de la Keira pero solo para opinar, porque de entrada su apariencia me parece totalmente opuesta al de Anna Karénina. Como si quien la eligió no hubiese leído la novela! :S

    ResponderEliminar
  2. Gracias Loida, coincido con la opinión de que es una obra de arte, esas disertaciones filosóficas que cada personaje pronuncia por x tema son maravillosas, claras y directas sin que por eso dejen de ser complejas, de lo poco que he leído, solo el Quijote recuerdo que tuviera tanta sabiduría y tanta riqueza en sus páginas, obviamente guardando las diferencias correspondientes.
    En principio pensé que Tolstoi sería igual a Dostoievski, que es muy bueno pero bastante intenso en su escritura, León Tolstoi en cambio es un deleite de principio a fin, Dostoievski me gusto pero el escritor de Anna Karénina se convirtió en un verdadero placer para mí.
    Los personajes son dibujados con detalle, al margen que caigan bien o mal, están tan bien delineados que pueden llenarte de ternura, de rabia, de desprecio o cualquier emoción que al autor se le antoje, eso solo lo logran los grandes.
    En cuanto a las caracterizaciones, sí he visto que hay varias, las cuales quiero ver y coincido con que Keira no me recuerda a la Karenina, no se por que yo siempre me la he imaginado como Catherine Zeta Jones, pero sobre todo a Vronsky desde el principio, me imaginé como un actor que sale en una película llamada "Las cuatro plumas" que se llama Wes Bentley, pero tal cual aparece en esa película.

    ResponderEliminar

¡Suscríbete a nuestro blog!