viernes, 26 de junio de 2015

Comentario Personal Wendy - En el Café de la Juventud Perdida


Patrick Modiano intenta transportarnos al París de los 60 pero no considero que lo consigue con demasiado éxito. Quizá es el París de su juventud que revisita con nostalgia pero no lo sentí muy atmosférico. Hay mucha descripción topográfica y eso puede llegar a aburrir un poco pero por lo demás la novela me atrapó con su tono introspectivo y misterioso.

A pesar del tono de introspección pienso que no alcanza un alto nivel de profundidad. También esperaba un poco más en torno al misterio, una vuelta sorprendente, un acontecimiento sumamente inesperado, el final me parece un golpe bastante fuerte en la narrativa.

Sin embargo pienso que se quedó corto el misterio. Pensaba que desarrollaría mejor los motivos por los que Caisey decide parar la investigación o que el esposo la encontraría o que habría algo más de misterio en las andadas de Roland.

También me pareció que las distintas voces narrativas es un elemento bien logrado. Me recordó un poco a Orhan Pamuk. También me hizo pensar en películas de la “nouvelle vague”, en Jean Luc Godard sobre todo donde pareciera que no pasa mucho y sin embargo son grandes obras de arte.

Lo disfruté mucho.



2 comentarios :

  1. Gracias por tu comentario Wendy. Que bueno que aunque no llenara del todo tus expectativas, lo hayas disfrutado.
    A mi me gustó mucho el tono sombrío, introspectivo, melancólico y casi en blanco y negro que se percibe en la obra de Modiano. Es como un día de lluvia que no cesa... y al igual que un día frío y lluvioso a muchos les parecerá "mal tiempo", a otros sumamente atractivo para enrollarse en una colchita, tomar chocolate caliente y disfrutarlo...
    Luego de éste y de Joyita, si he quedado invitada a leer más de él.

    ResponderEliminar
  2. No habìa querido leer tu post porque no habìa terminado el libro, tenìa temor de enterarme de cosas. A mi me gustò mucho el libro, y pude de repente encontrarme pensando en cuando yo tenìa 20 años y lo que pasaba en mi vida. Hay personas con las que convivì mucho, sentì serìan parte de mi vida para siempre y sin embargo, hoy 15 años despuès ya no se nada de ellas. Esas noches en Le Conde me recordaron mis noches en el bar de La Luna. En fin, definitivamente me puso en un mood melancòlico y creo que si un libro te hace sentir ha cumplido con gran parte de su sentido.

    Què alegre que te gustò, creo que leer este autor ha sido un gran aporte a nuestro club.

    Felices lecturas

    ResponderEliminar

¡Suscríbete a nuestro blog!