viernes, 15 de enero de 2016

Carla Guelfenbein, biografía

De origen ruso-judío, Carla Guelfenbein se exilió con sus padres en Inglaterra en 1976 como consecuencia del golpe militar del 11 de septiembre de 1973, que significó la caída del gobierno de la Unidad Popular. La casa había sido allanada y su madre, Eliana Dobry, profesora de filosofía de la Universidad de Chile y militante socialista, detenida por los agentes de Pinochet; durante tres semanas no se supo de su paradero.

Allí tuvo anorexia a los 17 años, y a los 18 su madre murió de cáncer. Estudió biología en la Universidad de Essex (especialidad: genética de población) y diseño en St Martin’s School of Art, hoy Central Saint Martins College of Art and Design. Regresó a Chile en 1987, reside en Santiago.

Trabajó como diseñadora en varias agencias de publicidad; fue directora de arte y editora de moda en la revista Elle en Chile. Tiene una columna titulada Tan lejos, tan cerca en la revista dominical Mujer de La Tercera y ha conducido un taller de literatura.

Ha tenido dos hijos —Micaela y Carlos Sebastián, 21 y 18 años en 2015 respectivamente —, de su matrimonio con Juan Carlos Altamirano Celis, ex Gerente de Programación de TVN 2005, hijo del dirigente socialista Carlos Altamirano Orrego.

Trayectoria literaria

Guelfenbein, que asistió a los talleres literarios de Pía Barros y Gonzalo Contreras, afirma que comenzó a escribir en la infancia, época en la que se convirtió también en una "gran lectora": "Siempre escribí. Siempre para mí la escritura fue un lugar al que acudía constantemente, un refugio. Desde los nueve años más o menos empecé a escribir y a leer mucho también. Eso es algo que se lo debo a mi madre, ella es una profesora de Filosofía de la universidad y de ella aprendí a leer, ella guiaba mis lecturas, yo creo que eso me hizo una gran lectora".

A pesar de haber empezado a escribir precozmente, no fue hasta 2002, es decir, cumplidos ya los 40 años, que publicó su primera novela, El revés del alma, seguida tres años más tarde por La mujer de mi vida (elegida como la mejor novela del año por los lectores de El Mercurio); en 2008 salió su tercer libro, El resto es silencio. Sus narraciones han aparecido en varios medios, entre ellos, los diarios El País y El Mercurio. También participó, junto a otros autores de habla castellana, en una antología de cuentos conmemorativa de los cinco años del sello Punto de Lectura.

Es una de las escritoras chilenas más leídas y sus libros han figurado repetidamente en las listas de los más vendidos dentro de Chile.

Ha sido traducida a diversos idiomas; por ejemplo, La mujer de mi vida ha sido publicada en 14 lenguas, con buena acogida de los lectores y la crítica.

Sobre El revés del alma –la historia de tres mujeres: Daniela, una joven bulímica; Cata, su madre, y Ana, una fotógrafa– Guelfenbein dijo a la agencia española EFE el 25 de junio de 2003: "No soy socióloga, ni psicóloga ni he querido hacer una radiografía de Chile y, además, detesto los libros teóricos. Sólo creo en los personajes que van saliendo solos. Mi novela es fruto del azar y la necesidad, los dos principios que para mí rigen el universo".

En 2012 publicó su cuarta novela, Nadar desnudas, cuya trama trascurre en la época de la Unidad Popular y los meses posteriores al golpe de Pinochet. "La tragedia íntima de sus personajes corre en paralelo a la tragedia colectiva de Chile [...] Traición filial y traición de la amistad; pasión y transgresión, son algunos de los asuntos que laten en el texto".

De su obra, ella ha dicho: “Yo soy acusada de escribir una literatura sentimental, así como dicen que soy una escritora para mujeres. No pretendo defenderme, porque no soy la persona indicada para hacerlo. Mi convicción es que los sentimientos son parte intrínseca del ser humano, y que los grandes eventos de la historia, pero también los pequeños momentos de la vida, se mueven por una mezcla, no sé si equitativa, entre la mente y el corazón. Por lo tanto, los sentimientos no son un patrimonio exclusivo de las mujeres." Esta posición la ha mantenido frente a las reiteradas críticas en torno a su obra, acusada de sentimentaloide, cursi y sin valor literario.

En 2015, recibió el Premio Alfaguara de Novela por Contigo en la distancia, una obra de suspense literario en Chile. El galardón, dotado con 175.000 dólares (130.000 euros) y una escultura de Martín Chirino, se concede a una obra inédita escrita en castellano. Este año el jurado estuvo presidido por Javier Cercas y compuesto por Héctor Abad Faciolince, Ernesto Franco, Berna González Harbour, Concha Quirós y Pilar Reyes (con voz pero sin voto).

Contigo en la distancia es una historia sobre los recovecos del talento y del amor. De secretos. Incluso la novela esconde uno, porque es un homenaje a una gran escritora latinoamericana, llamada aquí Vera Sigall. Es una narración enraízada en la realidad con aspiraciones de vuelos literarios que trenza la vida de cuatro personajes: dos jóvenes en el presente, y dos mayores en los años 50.

Según ha dicho el jurado, "es una novela de suspense literario construida, con gran eficacia narrativa, en torno a un memorable personaje femenino y al poder de la genialidad. La autora ha sabido entrelazar amores y enigmas con una escritura a la vez compleja y transparente. Tres voces muy bien ensambladas iluminan las zonas oscuras de la mentira y de la verdad, del talento y de la mediocridad, del éxito y del fracaso. Centrada en la ciudad de Santiago de Chile, la historia abarca tres generaciones que, sin saberlo, comparten un secreto poético que es al mismo tiempo un secreto existencial".

Contigo en la distancia, resultó ganadora de un total de 707 manuscritos recibidos para el premio. De ellos 320 procedían de España, 106 de México, 102 de Argentina, 77 de Colombia, 41 de Estados Unidos, 32 de Perú, 20 de Chile y 9 de Uruguay.

Guelfenbein se une a una lista de ganadores que incluye a autores como Elena Poniatowska, Sergio Ramírez, Manuel Vicent, Laura Restrepo, Santiago Roncagliolo, Clara Sánchez, Andrés Neuman, José Ovejero, Luis Leante, Juan Gabriel Vásquez y Tomás Eloy Martínez.

Fuentes: Wikipedia y periódico digital El País (España). 

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Suscríbete a nuestro blog!