jueves, 2 de febrero de 2017

La Sonrisa Etrusca, José Luis Sampedro

La vida... ¡Tantos mueren sin probarla!

José Luis Sampedro

Querido Club de la Buena Estrella, después de un mes deleitándonos con el libro de enero, por la programación y también por las veces en que les he mencionado en estos días que “ya casi, ya casi”, ha llegado el momento de leer y comentar a José Luis Sampedro quien según su biografía fue un escritor, humanista y economista español que abogó por una economía «más humana, más solidaria, capaz de contribuir a desarrollar la dignidad de los pueblos». 

En 2010 el Consejo de Ministros le otorgó la Orden de las Artes y las Letras de España por «su sobresaliente trayectoria literaria y por su pensamiento comprometido con los problemas de su tiempo» y en 2011 se le concedió el Premio Nacional de las Letras Españolas.

En paralelo a su actividad profesional como economista, publica diversas novelas y tras su jubilación continuó dedicado a escribir, consiguiendo grandes éxitos con obras como Octubre, octubre, La sonrisa etrusca o La vieja sirena. Sus éxitos literarios coinciden con la trágica noticia de la muerte de su esposa, Isabel Pellicer, en 1986.

Sampedro falleció un 8 de abril dejando una multitud de anotaciones y textos inéditos, escribió hasta el final. Dos de sus últimos proyectos, Los Ríos y Sala de espera, ven ahora la luz por decisión de su compañera y legataria, Olga Lucas, quien explica que dejará “aparcadas” las obras inconclusas iniciadas en “un pasado remoto” pero se ocupará de los inéditos del final de su vida. “Es decir de aquellos de los que tengo seguridad y conocimiento directo acerca de sus intenciones”, afirma en el prólogo del libro.

Madrid 12 JUN 2013 - 09:01 
Orfandad. Añoranza. Ausencia. Tal fue anoche la estela de sentimientos que recorrió los ánimos de centenares de personas reunidas en el Ateneo de Madrid para evocar al escritor, pensador y maestro recientemente fallecido a los 96  años, José Luis Sampedro. Su figura y su obra cobraron vida al calor de un puñado de relatos signados por el afecto, que fluyó sereno pero incontenible a través de 12 intervenciones de un abanico de personas con él relacionadas. Panelistas y asistentes crearon en torno a José Luis Sampedro un “cielo de cariño”, como anunciara Iñaki Gabilondo en su breve parlamento.




LA SONRISA ETRUSCA (1985)

Es su novela publicada en 1985.  En 2001, el diario español El Mundo, la incluyó en su lista de las 100 mejores novelas en español del siglo XX.



La sonrisa etrusca es una recomendación de María Ofelia Zúniga Platero

DATOS DEL LIBRO

Viñeta:                        Febrero / Amor
Título:                         La sonrisa etrusca
Autor:                         José Luis Sampedro
País:                            España
Nº de páginas:              320
Año de publicación:      1985
Idioma original:            Castellano
Género:                        Novela
Editorial:                      Alfaguara
ISBN:                            9788497591638


SINOPSIS

El nacimiento del único nieto de José Luis Sampedro le sirvió de inspiración para escribir esta gran novela. Publicada en 1985, narra la historia de un viejo campesino calabrés que llega a casa de su hijo en Milán para hacerse una revisión médica por un cáncer. Allí descubre su último amor, una criatura en la que volcar toda su ternura: su nieto Brunettino. El escritor ofrece en este relato, tierno y lúcido, un conocimiento profundo del alma humana. 

La crítica ha dicho esto: 

«Está escrita con una ternura y una lucidez aunadas que reflejan perfectamente la experiencia cenital de su protagonista.»
Leopoldo Azancot, ABC 

José Luis Sampedro ha dicho esto:  

"La sonrisa etrusca fue el primer libro de lo que podríamos llamar éxito. A partir de ahí, sí se puede decir que soy un escritor con éxito de ventas relativo. Quiero decir que sí, que mis libros se venden, no me puedo quejar, pero tampoco soy de esos que venden sus libros por millones. Durante las décadas en que ni era conocido ni vivía de la literatura nunca trabajé buscando fama, gloria y mucho menos para ganar dinero o llamar la atención de los críticos. Trabajaba para explorarme a mí mismo, para explorar a los demás y para quedarme satisfecho con lo que yo descubría. Lo he resumido alguna vez con la expresión “ser arqueólogo de uno mismo”, “hacerse a sí mismo" "Escribo con una pasión enorme", dice también José Luis Sampedro. "La pasión de expresarme. En el libro no hay trucos literarios. Está escrito con la máxima sencillez que he podido alcanzar".

En 2011, tras 26 años de su primera edición, Las sonrisa etrusca fue llevada al teatro y José Luis Sampedro que en ese entonces tenía 94 años colaboró con los realizadores.  

DIVISIÓN DE LECTURAS

Jueves 2 de febrero de 2017
Jueves 9 de febrero de 2017
Jueves 16 de febrero de 2017
Jueves 23 de febrero de 2017
Prólogo
Biografía del autor
Capítulo 2
Página 12 del PDF
Capítulo 20
Página 71 del PDF
Capítulo 40
Página 132 del PDF
Capítulo 60
Página 195 del PDF
5%
37%
67%
100%


EL AUTOR

Según ABC.es, intentar definir a un hombre como José Luis Sampedro con adjetivos como escritor, académico de la RAE, humanista, economista, filósofo, pensador... sería menguar un legado.  Pero vamos a intentar que este breve recorrido biográfico nos hable de los datos más objetivos e indiscutibles:  

Nació el 1 de febrero de 1917 en Barcelona. La variada procedencia geográfica y cultural de su familia supuso una influencia fundamental en su obra, ya que su padre había nacido en La Habana, su abuelo en Manila, su madre en Argelia y su abuela en Lugano, Suiza italiana. La familia se trasladó a Tánger (Marruecos) cuando el escritor contaba con tan solo cinco años y medio, y permaneció en tierras africanas hasta los trece.

En 1946 se casó con Isabel Pellicer, y al año siguiente nació su hija Isabel.  En 1977 fue elegido senador por designación real en las primeras Cortes democráticas y vicepresidente de la Fundación Banco Exterior. Poco después nació Miguel, su único nieto, el cual inspiró su obra más leída, «La sonrisa etrusca» (1985). Un año después murió su mujer.

En 1990 fue nombrado miembro de la Real Academia Española, donde su heterodoxo discurso de ingreso, Desde la frontera, tiene mucho que ver con el tema de su obra La vieja sirena, publicada ese mismo año, considerada un canto a la vida, al amor y a la tolerancia. 

Ese discurso hoy, 27 años después, sigue tan vigente como entonces por eso queremos compartir en este acercamiento al autor y su obra algunos pasajes del mismo y si quieren leer el discurso completo pueden hacerlo desde aquí.


http://www.rae.es/sites/default/files/Discurso_Ingreso_Jose_Luis_Sampedro.pdf

Las primeras fronteras vitales. “Lejos de caminar sin rumbo, la frontera siempre fue mi norte”, dice Sampedro al comienzo. Porque ya desde su primera infancia en Tánger, y después en Aranjuez, fue forjando esa íntima esencia fronteriza y a sentirse escritor, a caballo de una realidad cotidiana y un mundo mítico. “Entonces ignoraba que me estaba empezando a poseer ya la adicción a lo fronterizo”, aseguraba, aunque desde la guerra civil, decía, “he detectado fronteras por todas partes, aunque muchas no reciban ese nombre”.

"Curiosamente, la primera frontera que recuerdo surgió allí donde no parecía tener razón de ser. Aquel Tánger de los años veinte, donde transcurrió mi infancia, era ciudad internacional, en la que convivían en igualdad todos los países. Los chicos llegábamos al colegio con diversas lenguas maternas, comprábamos golosinas con monedas diferentes, celebrábamos varias fiestas nacionales e incluso nuestro descanso semanal se repartía entre los días sagrados de tres religiones."


Para finalizar anotamos que como muestra de una vida que no se cansaba de vivir, Jose Luis Sampedro se casó en el año 2003 con la escritora, poetisa y traductora Olga Lucas y compartió con ella hasta su último día. En la madrugada del domingo 8 de abril de 2013, tranquilo y sereno, porque no le teníamiedo a la muerte -como contó posteriormente su viuda-, murió a los 96 años y como no podía ser de otra manera, murió el hombre y nació una leyenda que sigue siendo estudiada y recordada en las aulas, en foros académicos, en espacios de cultura y por supuesto en el corazón y la memoria de sus lectores.

 



0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Suscríbete a nuestro blog!