sábado, 18 de mayo de 2019

Mientras agonizo | William Faulkner


“La chica está en pie, abanicándola, junto a la cama. Al entrar nosotros, ella vuelve la cabeza y nos mira. Hace ya diez días que está como muerta. Me da la impresión de que ella, por haber sido durante tanto tiempo una parte de Anse, ni siquiera puede hacer ese cambio, si es que eso es un cambio. Hasta me acuerdo de cómo, cuando yo era joven, creía que la muerte era un fenómeno del cuerpo; sin embargo, ahora sé que no es más que una función de la mente: una función de las mentes de quienes sufren la pérdida. Los nihilistas dicen que la muerte es el final; los funcionalistas, que el comienzo; pero en realidad no es más que un simple inquilino o familia que deja su habitación o su ciudad.” 
Fragmento de Mientras agonizo | William Faulkner

Agradezco haber descubierto el año pasado a  Faulkner con "Santuario", desde entonces, no he podido dejar de pensar en leer el próximo en el club; en meternos al universo faulkneriano: "Condado de Yoknapatawapha", en un sin fin de la dura representación de la realidad humana, decadente, árida, como una rosa que se marchita y espina nuestro ser, sus grandes relatos son una espiral hacia la desmoralización; sin embargo, el aprendizaje que nos da es enriquecedor: cruel y dulce. Como dirían en otros blogs "incorporación de las técnicas faulkerianas" complejas por un lado pero por otro una calidad literaria que lo contemplo desde el más cálido sofá bajo la lluvia con una copa de vino y una sonrisa.

El Premio Nobel es una serie de galardones en conmemoración de la muerte de Alfred Nobel, de acuerdo a su última voluntad. Es entregado cada año por la Academia Sueca a escritores que sobresalen por sus contribuciones notables en el campo de la química, la física, la literatura, la paz y la fisiología o la medicina.

Nuestro autor opcional de mayo, ganador del Premio Novel -muy querido por muchos y muy odiado por otros-, genera opiniones muy divididas y debatidas. Grande de las novelas de ficción, negras y decadentes, narra la historia vital de los escritores hechos a sí mismos. Cuando una persona se decide a poner negro sobre blanco todo ese acopio de sensaciones, esa amalgama en torno a las contradicciones de vivir, puede realmente quebrarnos.

Siento que es un autor de adentro hacia fuera, de lectura complicada pero no imposible. Su narrativa es profunda y eriza la piel del lector, tiene un gran carácter literario, frío sin tapujos ni filtros, sus temas y personajes tan reales te hacen ver en retrospectiva qué tan cruel puede ser el humano y que al enfrentarse al miedo puede tornarse a su lado más oscuro. Sus versos se sienten tan personales que te haces uno con el libro, es simplemente un deleite para lectores exigentes.

Con la ironía que siempre lo caracterizó, posterior a ganar el Premio Nobel expresó:

"No fue hasta el Premio Nobel cuando realmente me tuvieron en cuenta. No podían entender mis libros, pero pudieron entender los 30.000 dólares".

Demos un gran aplauso a William Faulkner

FICHA DEL LIBRO

Título: Mientras agonizo
Autor: William Faulkner
Nacionalidad: Estadounidense
Mes: Mayo (opcional)
Viñeta: Premio Nobel de Literatura
Número de páginas: 248
Editorial: Alianza
Idioma: Castellano
Idioma original: Inglés
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788433973207
Año de edición: 2008
Año de publicación: 1930
Plaza de edición: Barcelona

SINOPSIS

Mientras agonizo (As I Lay Dying), es la novela de William Faulkner (1897-1962), uno de los novelistas más reconocidos de la literatura estadounidense del siglo XX, publicada en 1930.

Ganador del Premio Nobel de 1949, residió toda su vida en Oxford, Mississippi, su tierra natal, que le sirvió de modelo del condado de Yoknapatawpha. En el escenario mítico de esta región transcurren la mayor parte de sus obras, entre las que figuran El ruido y la furia, Las palmeras salvajes, ¡Absalón, Absalón!, Santuario y Sartoris.

Es una de sus obras maestras y uno de los libros por los que él sentía más aprecio. Lo escribió, según él mismo explicaba, en seis frenéticas semanas, de madrugada, mientras trabajaba como bombero y vigilante nocturno de la central eléctrica de la universidad de Mississippi.

Mientras agonizo relata la peripecia de una familia de blancos pobres, los Bundren, que recorren los parajes rurales del sur con el cadáver de la esposa y madre en un ataúd para enterrarla en una parcela de su propiedad. Esta aventura tragicómica, en la que se entremezcla un humor de tintes ácidos con la más arrolladora desolación, está narrada mediante una sucesión de monólogos interiores de los diversos personajes: el patriarca familiar, los hijos y la propia muerta, que habla al lector desde «el otro lado», desde el más allá. Y en este viaje con ecos grotescos de la Odisea homérica y de episodios bíblicos, Faulkner introduce los temas y obsesiones que fecundan su literatura: la decadencia del sur, el viaje iniciático, la culpa que atormenta a los personajes, la transgresión y su castigo, el peso opresivo del pasado.

Mientras agonizo es la segunda novela de nuestra lectura para el mes de mayo de 2019, en nuestra viñeta “Premio Nobel de Literatura”. ¡Feliz lectura!

“Algunas personas son amables solo porque no se atreven a ser de otra forma”.
W. Faulkner 

Mientras agonizo es una propuesta de Soledad Rivera


DIVISIÓN DE LAS LECTURAS

Reunión 1
23 de mayo
50%
 página 114 del libro
Reunión 2
30 de mayo  
 100%
 página 222 del libro


BIOGRAFÍA DEL AUTOR

William Faulkner
William Faulkner nació en New Albany el 25 de septiembre de 1897 y su muerte se registra en Byhalia el 6 de julio de 1962. Fue un narrador y poeta estadounidense, galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1949. Escribió novelas, relatos cortos, guiones cinematográficos, ensayos y una obra de teatro. Es principalmente conocido por sus narraciones situadas en el ficticio condado de Yoknapatawpha, basado en el condado de Lafayette, en Mississippi, donde residió la mayor parte de su vida.

Faulkner es considerado universalmente como uno de los más importantes creadores de la literatura estadounidense en general y de la literatura sureña en particular, y como uno de los principales modernistas estadounidenses de la década de 1930, siguiendo la tradición experimental de escritores europeos como James Joyce, Virginia Woolf, Marcel Proust y Franz Kafka y conocido por su uso de técnicas literarias innovadoras, como el monólogo interior, la inclusión de múltiples narradores o puntos de vista y los saltos en el tiempo dentro de la narración.

Su influencia es notoria en la generación de escritores hispanoamericanos de la segunda mitad del siglo XX. García Márquez en su Vivir para contarla y Vargas Llosa en El pez en el agua admiten su influencia en la narrativa.

Es considerado uno de los creadores de ficción más importantes de las letras del siglo XX, a la altura de Jorge Luis Borges, Marcel Proust, Franz Kafka y James Joyce. Su influencia en la literatura radica tanto en aspectos técnicos (como su desarrollo del monólogo interior, el multiperspectivismo, la oralidad de la narración, un manejo no cronológico del tiempo en el relato) como temáticos (la decadencia de una familia, el fracaso, la creación de un territorio de ficción propio en el que radicar un ciclo de relatos, la obsesión con la historia, la combinación de localismo y universalidad). Faulkner influiría en gran medida en autores posteriores en español, como Juan Rulfo, Juan Carlos Onetti, Juan Benet, Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa, Juan José Saer y Jorge Luis Borges (traductor de Las palmeras salvajes al castellano).

Premios

• Premio Nobel de Literatura 1949.
• National Book Award 1951 por Cuentos reunidos.
• Premio Pulitzer 1955 por Una fábula.
• Nacional Book Award 1955 por Una fábula.
• Premio Pulitzer 1963 por Los rateros.

Obras

1. Novela La paga de los soldados (Soldiers' Pay, 1926)
2. Mosquitos (Mosquitoes, 1927)
3. Sartoris (1929). Su primera versión sin cortes, Banderas sobre el polvo, fue publicada en 1973
4. El ruido y la furia (The Sound and the Fury, 1929)
5. Mientras agonizo (As I Lay Dying, 1930)
6. Santuario (Sanctuary, 1931)
7. Luz de agosto (Light in August, 1932)
8. Pilón (Pylon, 1935)
9. ¡Absalón, Absalón! (Absalom, Absalom!, 1936)
10. Los invictos (The Unvanquished, 1938)
11. Las palmeras salvajes (The wild palms - If I Forget Thee Jerusalem, 1939)
12. El villorrio (The Hamlet, 1940) [Trilogía de los Snopes I]
13. Desciende, Moisés (Go Down, Moses, 1942)
14. Intruso en el polvo (Intruder in the Dust, 1948)
15. Réquiem para una mujer (Requiem for a Nun, 1951)
16. Una fábula (A Fable, 1954)
17. La ciudad (The Town, 1957) [Trilogía de los Snopes II]
18. La mansión (The Mansion, 1959) [Trilogía de los Snopes III]
19. La escapada o Los rateros (The Reivers, 1962)

Algunas frases

• Algunas personas son amables solo porque no se atreven a ser de otra forma.
• Los que pueden actúan, y los que no pueden y sufren por ello, escriben.
• La vida es un camino sin retorno.
• Un escritor es intrínsicamente incapaz de decir la verdad; por eso llamamos ficción a lo que escribe.
• Se puede confiar en las malas personas, no cambian jamás.
• Hombre pobre, humanidad pobre.
• Inteligencia es el poder de aceptar el entorno.
• Lo más triste del amor es que no solo no puede durar siempre, sino que las desesperaciones son también olvidadas pronto.
• La sabiduría suprema es tener sueños bastante grandes para no perderlos de vista mientras se persiguen.
• Leer, leer, leer todo, clásicos, desconocidos, buenos, malos, ver cómo escriben, leer y absorberlo. Luego escriba. Si es bueno lo conservas, sino lo tiras por la ventana.
• Vivir en cualquier parte del mundo hoy y estar contra la igualdad por motivo de raza o de color es como vivir en Alaska y estar contra la nieve.
• Tal vez la única cosa peor que tener que dar gratitud constantemente es tener que aceptarla.
• No te preocupes por ser mejor que tus contemporáneos o predecesores. Intenta ser mejor que tú mismo.
• Este es un país libre. La gente tiene derecho a enviarme cartas, y tengo derecho a no leerlas.
• Un escritor debe enseñarse a sí mismo que la cosa más baja de todas es tener miedo.
• Un paisaje se conquista con las suelas del zapato, no con las ruedas del automóvil.
• Aquello que se considera ceguera del destino es en realidad miopía propia.
• El pasado nunca se muere, ni siquiera es pasado.
• Un artista es una criatura impulsada por demonios.
• El pecado, el amor y el miedo son solo los sonidos que las personas que nunca pecaron, ni amaron, ni han sentido miedo, pronuncian pensando que saben lo que significan esas palabras.
• Las mujeres no son más que órganos genitales articulados y dotados de la facultad de gastar todo el dinero del hombre.
• Debemos ser libres no porque reclamamos la libertad sino porque la practicamos.
• Los relojes matan el tiempo. El tiempo está muerto siempre que esté siendo marcado por las pequeñas ruedas; solo cuando el reloj se detiene el tiempo viene a la vida.
• Todos fallamos en alcanzar nuestros sueños de perfección, así que nos ponemos nota sobre la base de nuestro espléndido fracaso al intentar lograr lo imposible.
• Si tuviera la posibilidad de elegir entre la experiencia del dolor y la nada, elegiría el dolor.
• Si me fuera a reencarnar, quisiera volver al mundo como un buitre: nadie lo odia, ni lo envidia, ni lo desea, ni lo necesita; jamás lo molestan y nunca está en peligro; además, le mete el diente a cualquier cosa.
• Una de las cosas más tristes es que lo único que un hombre puede hacer durante ocho horas, día tras día, es trabajar. No se puede comer ocho horas, ni beber ocho horas diarias, ni hacer el amor ocho horas... lo único que se puede hacer durante ocho horas es trabajar. Y esa es la razón de que el hombre se haga tan desdichado e infeliz a sí mismo y a todos los demás.
• Si me dan a elegir entre la tristeza y la soledad, me quedo con la tristeza.
• En mi opinión, los hechos no tienen nada que ver con la verdad.
• Quizás tuvieron razón en colocar el amor en los libros... quizás no podía existir en ningún otro lugar.
• Se diría que el hombre puede soportarlo todo. Incluso lo que no ha hecho. Incluso la idea de que no puede soportar más.
• No fue hasta el Premio Nobel cuando realmente me tuvieron en cuenta. No podían entender mis libros, pero pudieron entender los 30.000 dólares.
•  El sexo y la muerte: la puerta de delante y la puerta de atrás del mundo.
• Él que sobre todas las cosas amaba la muerte, y que quizá solo amaba a la muerte, amó y vivió con deliberada y pervertida curiosidad, tal y como ama un enamorado que deliberadamente se reprime ante el prodigioso cuerpo complaciente, dispuesto y tierno de su amada, hasta que no puede soportarlo y entonces se lanza, se arroja, renunciando a todo, ahogándose.

1 comentario :

  1. ¡Qué bonita entrada Sol! gracias por esta excelente propuesta y por los detalles que nos compartes. Estamos seguros que también serás una modaradora muy entusiasta!!!! ya quiero ir a esa reunión!!! saluditos.

    ResponderEliminar

¡Suscríbete a nuestro blog!