jueves, 2 de enero de 2020

El hombre de la máscara de hierro de Alejandro Dumas


Ilustración de el Hombre de la máscara de hierro/
Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos de América, Washington. 

Introducción


Tengo la idea, de que al calificar de 'Universal' la obra de alguien, es porque esta ha logrado escapar de algunas limitaciones: la mortalidad, el tiempo, el idioma y la geografía. El término 'universal', como cualquier otra palabra, fabrica sus propios contextos, nos arrastra, sin ninguna amabilidad, a la holgazanería, y nos restringe a pensar en lo que realmente quiere significar lo 'universal'. 

Estos trabajos, los 'universales', poseen todo lo opuesto a lo que es considerado como universal; son, en todo sentido: singulares. En contra de la Historia, apuestan por historias; en contra de la humanidad, apuestan por unos cuantos hombres; en contra del lenguaje, apuestan por la lengua; en contra del cosmos o de los continente, se arraigan a pequeñas porciones de tierra, ciudades, pueblos, casas. Los 'universales' son como las respuestas a la tentación de Jesucristo en el desierto: 

Después lo llevó el diablo a un lugar elevado y le mostró, en un instante, todos los reinos de la tierra; y le dijo: «Te daré todo el poder de estos reinos y su gloria, porque a mí me lo han dado y a quien yo quiera se lo puedo dar. Si te postras ante mí, todo será tuyo». Jesús le respondió: «Está escrito: Adorarás al Señor tu Dios, y sólo a él darás culto»

Los hombres detrás los 'universales', mucho antes de rozar la vanidad, rozan con la humildad, porque la humildad entiende las limitaciones, conoce su valor, y se permite tomarlas y hacer uso de ellas. Los 'universales' aceptan lo etéreo del tiempo, la inmensidad de la tierra y lo secreto de sus rincones, entienden que no hay palabras perfectas que encarnen la totalidad, y, a pesar de ello, a  toda costa, agarran las limitaciones de las palabras pequeñas para construir lo perfecto. Lo posible. 

Eso posible pone en tentación a lo imposible.

Mario Vargas Llosa, escribe, en razón de Victor Hugo predecesor de Alejandro Dumas, que Les Misérables es la tentación por lo imposible. Para Llosa, la cantidad de detalles, la extensión, esas cualidades que en algún momento Jorge Luis Borges acusó de innecesarias y lo mantuvo lejos del género de novela, son los sinónimos de la belleza, la virtud. Llosa, entusiasta y embebido de la literatura francesa, reconoce que en el trabajo 'universal' de Víctor Hugo, se experimenta la sensación de lo infinito, ya que en cuanto nombre, en cuanto lugar, en cuanta cosa, en cuanta palabra aparece en la novela, es, en principio, una línea que se podría seguir extendiendo ad infinitum; experiencia de lo interminable, lo inacabable.

Más cerca de Llosa que de Borges, creo que Alejandro Dumas, su obra singular y limitada, esa obsesión, articulada en la humildad de ser francés, centrada en la política de su tiempo, en las leyendas de unas cuantas ciudades, en la vida corta y efímera de unos pocos hombres y mujeres, nos permiten apreciar lo pequeño, lo insulso, como si fuera la única cosa en todo el mundo, alzando, en la mismísima lógica del enamorado, lo singular por encima de todas las cosas; para convertir a lo uno en todo lo demás. 

Enfrentarnos a Dumas y su máscara de hierro, no es para encontrar algo de nuestro tiempo, nuestra lengua o nuestra tierra, es para que aprendamos a apreciar los límites de otros hombres, y quizá así tengamos el valor de alzar, con humildad, nuestras pequeñas historias como si fueran la única historia en el universo: ya que solo así es que lo pequeño se hace titánico, lo uno, todo, lo singular, Universal, y el tiempo se diluye en lo infinito. 


-a.e
Sinopsis del libro ----


El hombre de la máscara de hierro es una historia debida a la pluma del autor francés Alejandro Dumas, padre. No es realmente un libro, sino que forma parte de la más extensa historia El vizconde de Bragelonne, que se publicó por entregas en Le Siècle entre 1847 y 1850. Se basa en una leyenda que ha calado mucho en la cultura popular, y ha sido llevada al cine en numerosas ocasiones, en adaptaciones que se toman bastantes libertades en relación con el texto de Dumas. Fue escrito, como otras de sus novelas, en colaboración con Auguste Maquet.
Biografía -----
Alejandro Dumas fue un novelista y escritor francés. Nació el 24 de julio de 1802 en Villers-Cotterêts. Su padre, Thomas Alejandro Dumas, conocido como el conde negro, fue un gran personaje de la historia militar de Francia, recordado por ser el primer general de origen mulato de su país y posteriormente un héroe de la Revolución. El general fue, además, su inspiración para escribir dos de sus libros más conocidos: El Conde de Montecristo y Los tres mosqueteros.
Su padre falleció cuando él era un niño pequeño, por lo que él y su madre tuvieron que vivir con la escasa pensión que éste les dejó; debido a ello su educación fue muy precaria, más en su juventud comenzó a educarse de manera autodidacta. Tuvo varios trabajos hasta que acude, con algunas cartas de recomendación, con amigos de su padre y uno de ellos lo emplea como escribiente. Es así que comienza su producción literaria.
Los primeros textos de Dumas fueron pequeñas obras de variedad para teatro, medio en el que destacó como uno de los mayores exponentes del romanticismo francés. Fue también con sus primeras obras que alcanzó sus primeros éxitos. Obtuvo una gran fama y reconocimiento que se extendieron mucho más allá de Francia. Se hizo de una gran fortuna, sin embargo, nunca dejó de tener deudas. Siempre había sido aficionado a las mujeres, por lo que su dinero se iba entre viajes, excentricidades, amoríos y la manutención de sus hijos.
Su gran popularidad y la petición de más obras, le condujeron a contratar a algunos otros escritores para poder terminar sus textos, tales como Auguste Maquet, quien más tarde lo demandó por abuso de trabajo. El resultado de esta demanda, sumado a los malos manejos de su dinero y el hecho de haber tomado partido durante la Revolución de 1848 lo llevaron a la pérdida de su fortuna.
Poco después de una década de su desgracia económica conoce al general Giuseppe Garibaldi, a quien se une. Durante este periodo se dedica a realizar reportes de guerra. Tras la victoria del general Garibaldi, Dumas es nombrado Jefe de Excavaciones y Museos en Nápoles, donde continúa su escritura.
Dumas murió de un paro cardiaco el 5 de diciembre de 1870, a los 68 años. Fue sepultado en su pueblo natal, no obstante, en 2002, por órdenes del Presidente francés Jacques Chirac, sus restos fueron trasladados al Panteón de París y depositados junto a otros escritores ilustres. Durante esta ceremonia se reconoció que el escritor ha sido uno de los autores franceses más leídos en el mundo, con sus alrededor de 300 obras, varias de ellas traducidas a más de 100 idiomas.

Curiosidades de Alejandro Dumas ----
Usualmente los escritores de novelas de aventuras o de viajes no se parecen a sus personajes, al contrario, suelen ser personas sedentarias, respetuosas de las leyes y con biografías más bien tranquilas y con pocos altibajos. No es el caso de Alexandre Dumas.

Origen y prejuicio

«…CON UD., NOSOTROS FUIMOS D’ARTAGNAN, MONTECRISTO O BÁLSAMO; RECORRIMOS LAS CALLES DE FRANCIA, PARTICIPAMOS EN BATALLAS, VISITAMOS PALACIOS Y CASTILLOS; CON UD., NOSOTROS SOÑAMOS…».
















Con estas palabras el entonces presidente de Francia Jacques Chirac acompañó en 2002 el traslado de los restos de Alejandro Dumas al Panteón de París, reivindicando en parte de esta manera a un autor que a pesar de ser el más traducido de Francia, a más de cien idiomas, había sido discriminado por sus orígenes y por la ascendencia caribeña de su padre.
En efecto, Alejandro era hijo del “Conde Negro”, el general Thomas-Alexandre Dumas, héroe de la revolución Francesa –su nombre se encuentra en el Arco de Triunfo- nacido en Haití, y a su vez hijo de un aristócrata parisino, Alexandre Antoine Davy de la Pailleterie y de una esclava negra, Marie-Céssete Dumas. Para regresar a Francia, donde había sido dado por muerto y estaba a punto de perder su fortuna, el abuelo de Alejandro debió esclavizar temporalmente a su hijo, comenzando así, antes de su nacimiento, las extraordinarias aventuras del creador del Conde de Montecristo.

La máquina Dumas

Aunque comenzó a publicar desde muy joven, esto no explica el extraordinario número de novelas, obras de teatro y crónicas de viajes publicadas a lo largo de su vida y que se estiman en unas trescientas, sin contar los numerosos artículos para periódicos y revistas.Pero sí hay explicación: Dumas recurrió a “negros” literarios o escritores “fantasmas”, denominados así porque nunca aparecen sus nombres sino el del autor que los contrata. Aunque todavía se debate hasta dónde llega su autoría en algunas novelas, hay consenso en que fueron su talento y dirección los que las hicieron trascender.

Alejandro Dumas personaje de Alexandre Dumas

Fue un escritor de armas tomar y sus numerosos diarios de viajes así lo atestiguan: recorrió Bélgica, Suiza, Italia, Alemania, España, Argelia, Túnez, Rusia y Palestina, entre otros países. Fue inmensamente rico, pero derrochó su fortuna en fiestas, cenas y objetos de lujo, hasta el punto de tener que salir de Francia en una ocasión huyendo de sus acreedores.
Se vio involucrado en la Revolución de 1848, pero logró evitar las complicaciones legales. En un viaje a Italia, en 1859, conoció a Giusseppe Garibaldi, a quien ayudó comprando armas en Marsella y trasladándolas a Sicilia en su propio barco. Como resultado de esta amistad y del triunfo del italiano, fue su nombramiento como director de Excavaciones y Museos de Nápoles, cargo que desempeñó durante varios años, hasta que retornó a Francia. Ni siquiera su muerte, el 5 de diciembre de 1870, pudo evitar cierto toque novelesco. Sufrió un ataque al corazón el mismo día en que las tropas prusianas entraban en su pueblo.
Detalle, Retrato de Dumas por Achille Devéria (1829)
Ficha del Libro ----
Título: El hombre de la máscara de hierro
Autor: Alejandro Dumas
País: Francia
Año: 1840-1847
Páginas: 428
ISBN101517507553
Programa de Lectura ----
  • Jueves 02 de Enero 2020 -----  de TRES COMENSALES ADMIRADOS DE COMER JUNTOS hasta LA COLMENA, LAS ABEJAS Y LA MIEL.
  • Jueves 09 de Enero 2020 ----- de OTRA CENA EN LA BASTILLA hasta LA SOMBRA DE FOUQUET.
  • Jueves 16 de Enero 2020 ----- de LA MAÑANA hasta ENTRE MUJERES.
  • Jueves 23 de Enero 2020 ----- de LA CENA hasta EL HIJO DE BISCARRAT.
  • Jueves 30 de Enero 2020 ----- de LA GRUTA DE LOCMARIA hasta el final de la novela (día de la PELÍCULA)
Los Tres Mosqueteros ----
Las varias referencias a los mosqueteros en la novela parecen plantear la necesidad, para completar la experiencia total que envuelve a los icónicos personajes de Dumas, leer su primera aparición y una de las novelas más representativas del francés: Los tres mosqueteros. Aquí el audio libro para aquellos que deseen ampliar su lectura. 





Bibliografía





0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Suscríbete a nuestro blog!