miércoles, 3 de marzo de 2021

Los trabajadores del mar | Victor Hugo




Queridos amigos lectores,

Llegamos con mucho entusiasmo a la lectura número 187 de este Club. Es tiempo de ponerse en modo "Clásico", por lo que les pido que presionen ese botón.

Y no es cualquier clásico, no, es nada más y nada menos que nuevamente el tan aclamado Victor Hugo, que esta vez nos va a sumergir en un libro escrito ya en su madurez como escritor. Se trata de Los trabajadores del mar. En tal sentido, le encontraremos un salto a la calidad y a la profundidad que observamos en Han de Islandia ¿se imaginan eso?

ARGUMENTO DE PROPUESTA

Cuando tuve la oportunidad de proponerlo, puse el siguiente argumento en mi propuesta:

"De la mayoría de ustedes es conocida la profunda admiración y respeto que tiene mi padre hacia la literatura clásica, en particular hacia la literatura francesa del siglo XIX.

Por eso, cuando le comenté que ya estamos en el proceso de propuestas de libros para el año 2021 me preguntó si podría sugerir algún libro y yo le dije que lo haría por él. Así que sin dudarlo me dijo "Los trabajadores del mar" de Víctor Hugo, luego de reconvenirme claro, por el inconveniente de tener un límite de páginas tan pequeño, lo que se traduce en que nos estemos perdiendo verdaderas joyas de la literatura clásica... en fin, prometí proponer por él este libro, y también revisar esa cláusula en nuestro reglamento, por él y por otros comentarios que ya hemos recibido de algunos de ustedes.

Ojalá se animen a votarlo y a leer este librito.

Moderador ya confirmado... ;)"

Así que como lo prometido es deuda, mi padre nos estará acompañando cada jueves de este mes para moderar la lectura.

UN CLÁSICO

Por definición, un clásico literario “es una obra considerada valiosa que perdura a través del tiempo, casi un modelo en su género, es un libro que permanece en el gusto del público durante años”. 

A eso habría que agregar que hay escritores cuya lectura es un placer inconmensurable. Por algo los clásicos son clásicos, porque aunque el tiempo pase, conservan íntegra su capacidad de emocionarnos, interesarnos, pero sobretodo de sorprendernos. Además, ¿por qué no? ¡erizarnos! y es que el arte es una cosa orgánica. ¿Sí o no que algunos de los libros que hemos leído nos han hecho enojar, odiar o incluso llorar?

En Los trabajadores del mar encontramos de nuevo esa prosa soberbia y esa habilidad para ejecutar la trama, propias del gran Victor Hugo. Es una prosa carente de toda ampulosidad cuyo único objetivo es reflejar la realidad con total sencillez. Las descripciones tanto de lo tangible como de lo moral son siempre certeras. Y las imágenes que logra estampárnos en la memoria son siempre sorprendentes.

Así que no es cualquier clásico, es uno de los dioses de la literatura universal ¿están listos para que nos mueva las fibras más profundas?

SINOPSIS

Los trabajadores del mar es una novela de aventuras y de personajes de psicología bien trazada, centrada en la figura de un Gilliatt complejo, misterioso y taciturno, y en un Lethierry heterodoxo, anticlerical, irreverente y revolucionario en quien Hugo proyectó más de un rasgo autobiográfico. Pero, como en el resto de sus novelas, el personaje principal, el más visible, es el narrador omnisciente que se introduce en el relato para enjuiciar a los personajes o comentar los hechos.

La acción, los personajes complejos y admirables, como los protagonistas, o despreciables como Rantaine o Clubin, de la estirpe hipócrita de Yago; las descripciones de paisajes, barcos y naufragios; la lucha contra los elementos (el mar, los vientos, el abismo y las tormentas; la imagen de la bestia monstruosa en forma de pulpo) componen una novela de madurez, narrada con el vigor de la excelente prosa de Hugo y rematada con un final inesperado en el que el destino se impone a la secuencia lógica de las acciones.

FICHA DEL LIBRO





DIVISIÓN DE LECTURAS




SOBRE EL AUTOR




Victor Marie Hugo /viktɔʁ maʁi yɡo/ —inscripción completa en su acta de nacimiento: Victor, Marie Hugo—N 1​ (Besanzón, 26 de febrero de 1802-París, 22 de mayo de 1885) fue un poeta, dramaturgo y novelista romántico francés, considerado como uno de los más importantes en lengua francesa. También fue un político e intelectual comprometido e influyente en la historia de su país y de la literatura del siglo XIX.​ Era hermano de los también escritores Eugène Hugo y Abel Hugo.

Ocupa un puesto notable en la historia de las letras francesas del siglo XIX en una gran variedad de géneros y ámbitos.​ Fue un poeta lírico, con obras como Odas y baladas (1826), Las hojas de otoño (1832) o Las contemplaciones (1856), poeta comprometido contra Napoleón III en Los castigos (1853) y poeta épico en La leyenda de los siglos (1859 y 1877). Fue también un novelista popular y de gran éxito con obras como Nuestra Señora de París (1831) o Los miserables (1862). En teatro expuso su teoría del drama romántico en la introducción de Cromwell (1827),4​ y la ilustra principalmente con Hernani (1830) y Ruy Blas (1838).

Su extensa obra incluye también discursos políticos en la Cámara de los Pares, en la Asamblea Constituyente y la Asamblea Legislativa —especialmente sobre temas como la pena de muerte, la educación, los derechos de las mujeres o Europa—, crónicas de viajes —El Rin (1842) o Cosas vistas, (póstuma 1887 y 1890)—, así como una abundante correspondencia.

Contribuyó de forma notable a la renovación lírica y teatral de la época; fue admirado por sus contemporáneos y aún lo es en la actualidad, aunque ciertos autores modernos le consideren un escritor controvertido.​ Su implicación política, que le supuso una condena al exilio durante los veinte años del Segundo Imperio francés (1852-1870), permitió a posteriores generaciones de escritores una reflexión sobre la implicación y el compromiso de los escritores en la vida política y social.

Sus opiniones, a la vez morales y políticas,​ y su obra excepcional, le convirtieron en un personaje emblemático a quien la Tercera República honró a su muerte con un funeral de Estado, celebrado el 1 de junio de 1885 y al que asistieron más de dos millones de personas, y con la inhumación de sus restos en el Panteón de París.


Fuentes:

www.solodelibros.es
www.wikipedia.com
www.comunidadbaratz.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Suscríbete a nuestro blog!